Cancún, Q. Roo.​ Mx.

Sisy & Andrés

—   WEEDING

Con Sisy y Andrés todo fue muy especial desde el primer momento en el que hablamos, sentí que teníamos una conexión. Pasaron dos meses cuando tome un avión rumbo a Cancún para documentar su civil, llegue y cuando subí al ferry para ir al destino final, Isla Mujeres, se subió un señor con una camisa muy alegre, así lo defino yo, de flores, llena de color, llena de vida, saco de una caja grande  una guitarra y una bocina y empezó a cantar ¨Come fly with me ¨ sentía lo que estaba pasando, estaba ahí en estado presente, me percaté de una pareja de 80 años abrazados en el asiento delantero, tenían la mejor vista, recuerdo que tenían una sonrisa en su rostros, el esposo la abrazaba y ella le tomaba de la mano, todos iban disfrutando de aquel señor con su camisa alegre y del recorrido por aquellas olas, todo era perfecto… y ahí di gracias por poderme dedicar a lo que tanto amo hacer… después de 35 minutos de recorrido entre el mar, llegue con todo el mood de pasarla increíble y disfrutar cada momento con ellos y con el lugar… Sisy y Andrés son magia, son de esas parejas que ves y no puedes dejar de verlas, tienen una química que hace que me inspire para crear, recuerdo algo muy de ellos, se veían fijamente a los ojos el uno al otro y parecía que se comunicaban con solo verse, algo que mi cámara y yo aprovechamos, en verdad les digo que era mágico. Ese día, bailamos, corrimos, abrazamos bajo el atardecer y disfrutamos cada instante, nos dejamos SER. ¨Come fly with me, lets fly, lets fly away.”